Cuenta la leyenda del Lago Titicaca, que el dios Sol, compadecido del estado de barbarie que vivían los pueblos, envió a sus hijos nacidos de las espumas del lago: Manco Capac y Mama Ocllo, con el fin de civilizar y enseñar a los hombres.

Les entregó, entonces, una barretilla, encargándoles que por donde fueran, buscaran introducirla en el suelo y que el sitio donde se hundiera designaría el lugar donde debía fundarse la capital de su imperio.

manco capac mama ocllo

Obedeciendo el mandato divino, la pareja salió de una de las islas del lago Titicaca, hoy llamada «Isla del Sol» y se dirigió hacia el norte en busca del sitio donde establecerían la ciudad imperial.

Después de varios días de viaje y de hincar infructuosamente el suelo, llegaron al cerro Huanacaure y fue ahí en donde la barretilla se hundió al primer golpe. Entonces, en ese lugar, Manco Capac y Mama Ocllo fundaron la capital del Imperio Incaico, cumpliendo con su misión.

Manco Capac enseñó a los hombres los secretos de la agricultura como el cultivo de la tierra, el sembrío de las semillas y la fabricación de instrumentos necesarios para dichas faenas. También les enseñó a construir sus casas, caminos y acueductos.

Mama Ocllo, por su parte, enseñó a las mujeres a hilar y a tejer, para así confeccionar vestidos y otras prendas; además de realizar labores domésticas, como cocinar, lavar, etc.

Y así, según esta leyenda peruana, empezó la civilización de los incas, la cual se sabe que se fundó en la ciudad de Cusco y si desean saber más sobre lo que fue esta grandiosa cultura, es necesario hacer turismo en este lugar.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (26 votos, promedio: 4,23 de 5)
Cargando…

Artículos Relacionados:

La leyenda del «Hueco de Carrera»

En el camino de Carrera existe un hueco en el cual, según cuentan los antiguos, está oculto un becerro de oro cuyo excremento es también de oro y su baba de plata. Este becerro pertenecía a un brujo, quien lo guardó durante toda su vida en un baúl. Más cuando el [...]

Leyendas Perú: El Curi Yacu

Cuenta la leyenda peruana que Juan Antonio Pineda Panduro era un honrado agricultor que en su juventud se dedicó mucho a la caza. Una mañana pidió permiso a su mamá para ir en busca de venados; y se fue luego que ella le puso en el morral una media docena de huevos [...]

La leyenda de AI APAEC, el decapitador

Cuentan los historiadores que Ai Apaec fue el terrible dios de los mochicas, que sediento de sangre exigía sacrificios humanos. Los Cie-quich y los Alaec le ofrendaban jóvenes guerreros en hermosos templos, como Huaca Rajada, actualmente uno de los atractivos [...]

La leyenda de los hermanos Ayar

Cuenta la leyenda de los hermanos Ayar que de «Cápac Toco«, una de las tres ventanas de la cueva Pacaritambo, en la montaña Tampu Tocco, aparecieron cuatro hombres jóvenes y cuatro jóvenes mujeres, hermanas y esposas de ellos, conocidos como los hermanos Ayar. [...]