La ceremonia de la Ayahuasca

ayahuasca ritual

El Ayahuasca, también llamada “soga de muerto” es una planta considerada sagrada por las tribus indígenas del Amazonas y es usada en ceremonias shamánicas hace miles de años, ya que a su consumo se atribuye la capacidad de curar males no solo físicos sino también espirituales y mentales. Lo cual ha llamado la atención de investigadores de todo el mundo e inspirado estudios acerca de sus propiedades medicinales.

El rito de la Ayahuasca es parte de una tradición milenaria que ha sido pasada de generación en generación, desde la recolección de ingredientes, preparación del brebaje, el uso del “mapacho” (tabaco amazónico), así como los tradicionales cantos que acompañan a quienes participan de esta ceremonia. Es una de las tantas muestras de sabiduría y mimetización entre el hombre y el medio ambiente, y la mística relación que existe entre las tribus y el bosque amazónico.

Participar en la ceremonia del Ayahuasca puede tener varios efectos en la persona, al hablar de Ayahuasca suele venir a la mente la palabra “purificación”, y efectivamente, es uno de los principales atributos de esta planta. No solo tiene efectos purgatorios, sino que aquellos que la han consumido también indican experimentar regresiones a situaciones que les causaron algún tipo de dolor o trauma, casi obligándolos a explorar aquello que los afecta, ayudándolos a revaluar su situación y tener un mayor conocimiento de si mismos. Así también se considera una experiencia espiritual que “abre los ojos” y provee a quienes la consumen de una nueva perspectiva y de una conexión y entendimiento de la naturaleza más profundos.

Ser parte de un ritual de este tipo es sin duda una experiencia intensa, dadas sus propiedades medicinales, y los diversos efectos que puede tener en la persona. Es común tener inicialmente la impresión de que la Ayahuasca simplemente una planta alucinógena, pero sus poderes curativos van mucho más allá, por algo es considerada sagrada y es tan venerada en la Amazonia. El lazo que ayuda a desarrollar con la misteriosa selva amazónica y su habilidad de curar la mente y el alma, hacen que sea una experiencia única y sumamente interesante para aquellos interesados en descubrir más acerca de la sabiduría de la selva.

La selva peruana, en particular Iquitos es el lugar ideal para ser parte de esta maravillosa experiencia. Anímese a explorar los secretos que esconde el Amazonas. ¡No se arrepentirá!

Si desea mayor información acerca de nuestros programas de turismo místico haga click aquí o consulte con su especialista de viajes.

Fuente: Ayahuasca Foundation